El Reiki es una técnica alternativa para aliviar los inconvenientes físicos y espirituales. Esta terapia considera a las personas un conjunto de bases emocionales, espirituales, físicas y mentales, por lo cual, no solo ayuda a eliminar patologías sino también a obtener un mayor equilibro en la salud mental, lo que trae consigo mayor felicidad y bienestar.

 

Algunos de los beneficios que tiene el Reiki son:

  • Mejora el rendimiento y funcionamiento fisiológico de los órganos y células.
  • Contribuye con la mejora de la autoestima.
  • Aumenta la concentración mental para trabajar y estudiar.
  • A nivel espiritual, mental, emocional y físico se encarga de energizar, relajar, armonizar y estabilizar.
  • Genera bienestar y equilibro en cualquier área, por tanto, muestra una adecuada reducción del estrés.
  • Puede ser utilizado para sanar animales y plantas.
  • Ayuda a combatir el estreñimiento, dolores menstruales, migrañas y depresión, entre muchas dolencias.
  • Prepara emocional y mentalmente a las personas para los actos quirúrgicos (no importa si son realizado antes o después de las operaciones).

A la persona que toma la decisión de aprender sobre esta técnica se le enseñará el proceso de abrir los 7 chakras y conectarlos a la fuente de energía. La persona comprenderá el proceso a transmisión, canalización y a sentir la energía a través de la imposición de manos, y actuará meramente como un canal energético, no traspasará su energía al paciente (ni recibirá energía de este).

El Reiki está recomendado por la Organización Mundial de la Salud, principalmente, tras haber visto el resultado beneficioso en el caso de las radioterapias y quimioterapias, ya que reduce drásticamente sus efectos nocivos.

Cada sesión de Reiki suele durar alrededor de una hora, cabe destacar que esta puede ser tratada a distancia sobre las situaciones o las personas, debido a que considera que tanto la inteligencia infinita como la energía universal no tienen barreras.

 

Imágenes de pixabay.com