El limón contiene propiedades ideales para el fortalecimiento y regeneración de distintas áreas de nuestro cuerpo, tanto internas como externas a él. Tomar agua de limón tiene muchas ventajas y en este artículo te presentamos algunas de ellas.

Algunos beneficios de tomar agua de limón

 

Ayuda a limpiar el sistema interno:

Los limones aumentan el nivel de orina en el cuerpo, por lo que contribuye con la eliminación de materiales no deseados. En el momento en que tomamos jugo de limón, las toxinas se liberan con mayor rapidez, lo que ayuda a mantener un estado óptimo de salud en el tracto urinario. El ácido cítrico ayuda a la desintoxicación y a maximizar la función de la enzima.

Contribuye en la digestión:

La composición del limón guarda parecido con el ácido clorhídrico de los jugos digestivos, igualmente, a nivel anatómico es semejante al aloe vera; la combinación de ambos componentes en el fruto ayudan a que, al momento de ser consumido, el hígado pueda producir la bilis, un ácido requerido para la digestión. Debido a las cualidades digestivas de esta sustancia, puedes eliminar la distensión abdominal, los eructos o el ardor de estómago.

Contribuye en el sistema inmunológico:

Los limones poseen vitamina C, componente que es ideal en la lucha contra los resfriados. También son ricos en potasio, que ayuda a controlar la presión arterial, estimula la función nerviosa y el cerebro. La vitamina C que está en los limones ayuda a combatir diversos síntomas respiratorios, como el asma. Asimismo, contribuye en la absorción de hierro en el cuerpo; todo ello gracias a sus efectos antiinflamatorios.

Permite equilibrar los niveles de pH:

Aunque los limones estén catalogados como ácidos, realmente son alimentos acalanizantes, sólo que actúan como tal una vez se encuentran dentro de nuestro cuerpo; el ácido cítrico no genera acidez una vez está metabolizado. Consumir agua de limón diariamente te ayudará a eliminar el ácido úrico en las articulaciones y la acidez de todo el cuerpo. El ácido úrico en las articulaciones es la principal causa de la inflamación y del dolor.

Limpia la piel:

agua de limón para la piel

Gracias a los componentes presentes en la vitamina C y la contribución de varios antioxidantes, se combaten los radicales libres y disminuyen las manchas y arrugas. La vitamina C proporciona, mediante su alcalinización, la eliminación de bacterias causantes del acné, dejando la piel radiante y sana. Este puede ser aplicada de forma directa sobre las manchas o cicatrices de la piel, así se reducirá el nivel de las mismas. Las propiedades del limón cumplen el papel de rejuvenecer la piel desde el interior del cuerpo.

Mejora el estado de ánimo:

El limón contiene iones con carga negativa, por lo tanto, al entrar en el tracto digestivo e interactuar con las enzimas proporciona más energía al cuerpo.

Proporciona mayor curación de las heridas:

La vitamina C, presente en los limones, es un nutriente indispensable para el mantenimiento de los cartílagos, los huesos y el tejido conectivo. A su vez, aumenta la rapidez con la que el cuerpo se recupera del estrés y lesiones.

Otorga un mejor aliento:

El limón alivia la gingivitis y el dolor dental, además del hecho de proporcionar un aliento más fresco. Se recomienda cepillarse los dientes durante un buen rato después de beber agua de limón, o cepillarse antes de beberlo, ya que al ser ácido cítrico puede perjudicar el esmalte dental.

Ayuda a adelgazar:

Los limones tienen alto contenido de fibra pectina, lo que ayuda a combatir los antojos. Se ha comprobado que las personas con dietas alcalinas adelgazan rápidamente.

Ayuda al sistema linfático:

El consumo del agua de limón ayuda a hidratar el sistema inmunológico, ya que propicia la reposición de los fluidos perdidos.

 

La verdad es que el limón es una fruta muy polivalente y con muchas propiedades. Si tienes algunos de estos síntomas puedes probar estos trucos a ver qué tal te funcionan a ti, nosotros los hemos probado todos y os aseguramos que funcionan.

Imágenes de foter.com